GettyImages-651746816.jpg
GettyImages-471925063.jpg
GettyImages-1056335066.jpg
GettyImages-651746816.jpg

QUÉ ESPERAR CUANDO ESPERAS


SCROLL DOWN

QUÉ ESPERAR CUANDO ESPERAS


Después de haberte hecho daño, te mandan a la sala de espera. A que esperes. Mientras otras personas doloridas e impacientes también esperan. 

Algunos están con el móvil contestando a grupos de whatsapp de familias políticas ó de despedidas de soltero. Otros leen donde pasaron sus últimas vacaciones la realeza, cuál es el corte de pantalón que se va a llevar esta primavera y los 10 zumos detox para llevar una vida saludable. Otros leen a Stefan Zweig.  Hay siempre un loco que cuenta las gotas del gotelé. Una niña camina por la sala, sin pisar las rayas. Otros miran por la ventana si va a llover. Otros le miran el culo a la recepcionista. 

Y otros, este mi grupo favorito, miran a los otros. 

Observan sus movimientos, sus zapatos, si llevan un calcetín de cada ó los cordones desabrochados. Si llevan un reloj característico y si en él llevan la hora atrasada, ó adelantada. Si se tiñen las canas, si las uñas están mal pintadas, si llevan un anillo de alianza. O dos porque sus amores marcharon. Si tienen agujeros en su piel como recuerdos de su adolescencia o si se asoman tatuajes al final de sus mangas. Si se tocan mucho el pelo, ó si se crujen los huesos de las manos. Si la postura es dejada ó es nerviosa. Juegan a adivinar si han dormido mal esa noche. Si la ropa es de marca ó de merca. Si son botas con arrugas de la postura del pie. Si llevan chapas de latas en los cordones de las zapatillas. Si llevan un collar con una cruz ó con letras de plata que juntan “Mía” ó “Mamá”. Si llevan compañía musical, se preguntan si por ir de negro escucharán metal ó si por ir con una falda de volantes escucharán dream pop. Si asoman rastas en las capuchas. Si son capuchas ó corbatas. Si son cazadora vaquera ó gabardina. Si es peinado de peluquería ó anarquía capilar. 

Si respiran fuerte ó calmado. Si pestañean rápido. Si se frotan las manos. Si se tocan los vaqueros, si se colocan el cuello de la camisa. Si están enamorados. Si están asustados. Si están enfadados. Ó si están cansados. Si realmente tenías otras muchas cosas que hacer en vez de estar en una sala de espera, ó si realmente no tenían otra cosa mejor que hacer. Si estaban a gusto con todos esos desconocidos, porque al menos no estaban tan solos. 

GettyImages-471925063.jpg

LA NIÑA A LA QUE NO LE GUSTABA EL MUNDO


LA NIÑA A LA QUE NO LE GUSTABA EL MUNDO


 No le gustaba que la gente que no la conocía

le sacara la lengua.

Ni que no le dejaran pintar las paredes.

Tampoco que le cortaran las uñas.

Ni que usaran un champú que no pica en los ojos.

No le gustaban las luces encendidas de los pasillos.

Tampoco le gustaba que le miraran por el retrovisor.

No le gustaba que le pelaran la fruta.

Ni que se pensaran que le sobraban los besos.

No le gustaban las trenzas apretadas,

ni los pijamas a conjunto.

No le gustaban los ruedines de su bici.

Ni las listas de regalos.

Ni los cortes de digestión.

No le gustaban aprenderse bailes de memoria,

ni irse a dormir antes de ver la luna.

No le gustaba de la página 36 el 1 y el 3.

No le gustaba presenciar,

homicidios de bichitos, a plena luz del día.  

No le gustaba que le dieran la mano para cruzar la calle.

No le gustaba dibujar casas y árboles. Ni ventanas, ni manzanas.

Odiaba los paraguas.

Y las gomas de borrar.

No le gustaban el sonido de las sirenas de mentira.

Ni que le dijeran que las de verdad no existían.

No le gustaba la ropa que pega.

No le gustaba que le dijeran que las niñas bonitas

no pagan dinero.

No le gustaba que los cuentos siempre tuvieran el mismo final.

Pero lo que menos le gustaba

es que le preguntaran qué quería ser de mayor.

Porque ella ya era mayor pero nadie lo sabía.

GettyImages-1056335066.jpg

el TOUR DE LA PROCRASTINACIÓN


el TOUR DE LA PROCRASTINACIÓN


Bienvenidos, este es un tour que todos conocemos, espero que lo disfruten. Pueden dejar la voluntad al final. 

De primeras lo que vamos a ver es el frondoso y conocido bosque de “Las redes sociales”. La fauna y flora de este bosque, ciertamente inclasificable, es absolutamente descomunal. Hay numerosos biólogos que han concluido que todavía no está muy estudiado el comportamiento de las especies en las condiciones de este hábitat. Es un bosque con bastantes peculiaridades, dicen que el tiempo pasa más rápido de lo normal y que se suele perder la noción del mismo. También dicen que si caminas durante 10 minutos todos los árboles empiezan a ser iguales. Por otro lado, y no demostrado del todo, las malas lenguas cuentan que los árboles más bonitos de todos están muertos por dentro.

Bien, dejando el bosque atrás pueden vislumbrar el lago “El café”. Está catalogado como el lago más activo del mundo pues está hecho de café, dicen que los peces que lo habitan no pueden parar de nadar sin control debido al consumo de cafeína. Otra de sus características se encuentra en la temperatura del mismo, si se atreven a meter la mano, hay algunas zonas que están frías y otras que están calientes. 

Este lago nace del deshielo del glaciar de “Las buenas intenciones”, este glaciar normalmente no está en activo ya que una de sus particularidades es que es el glaciar que más rápido se derrite del mundo. Solo algunos de los visitantes de este tour tienen la suerte de verlo. A veces dura más y a veces menos, pero en el mejor de los casos suele ser bastante fugaz. 

Tras el lago “El café”, podemos observar la cordillera de “Los impulsos” formada por un conjunto de montañas. Las montañas de esta cordillera son muy curiosas, pues son imposibles de escalar por ser muy altas pero muy estrechas, como si en un gráfico hubiera un pico muy pronunciado que enseguida decae. Empezando por la izquierda de la alineación encontramos la primera montaña que se llama la montaña del “Impulso por ordenar la ropa por colores”, la siguiente es la montaña del “Impulso por ordenar el armario de los tupppers”, la tercera es la montaña del “Impulso por limpiar bien la nevera por dentro” y la cuarta, la montaña del “Impulso por ordenar el escritorio del ordenador”. 

De esta cordillera nace el río de “Las excusas”. Lo inexplicable de este río es que incluso cuando hay sequía, este río siempre tiene un cauce muy abundante. Hay diferentes tipos criaturas subacuáticas y si te animas a pescar en él puedes encontrar los peces de “Hoy no es mi día”, las culebrillas llamadas “Dolores de cabeza”, así como las famosas ranas “Mejor mañana”.

Antes de que el río se acabe hay una playa fluvial muy famosa llamada la playa de “Las siestas”, dicen que es una de las playas más cómodas que hay en el mundo y que si te tumbas en su cálida y suave arena, literalmente, no te puedes levantar nunca más. 

Si sigues el río a contracorriente, lo cual, es casi imposible, llegarás al mar “Lo desconocido”, en el cual tras pasar la bahía de “El comfort”, dicen que hay monstruos que te comen vivo.